• Entre el 12 y 16 de abril de 1993 se realizó en la ciudad de Trujillo el Primer Coloquio sobre la Cultura Moche, organizado por la Facultad de Ciencias Sociales y el Provecto Arqueológico Huaca de la Luna de la Universidad Nacional de Trujillo, y gracias al apoyo de el Instituto Francés de Estudios Andinos (IFFA), la Fundación Ford, la Sociedad Cervecera de Trujillo y la Asociación Peruana de Fomento a las Ciencias Sociales (FOMCIENCIAS). Se reunieron veintiocho especialistas sobre la cultura Moche, con la finalidad de presentar y debatir las investigaciones realizadas durante las últimas dos décadas, así como hacer una evaluación de las investigaciones primigenias y proponer líneas de trabajo para el futuro. Este libro contiene los resultados de estas deliberaciones. Está organizado en cuatro partes con un total de 16 ponencias, además de un estudio introductorio y Otro de conclusiones y recomendaciones. La primera parte, titulada Nuevas Investigaciones, contiene ocho informes de campo que presentan datos nuevos producto de excavaciones realizadas durante los últimos seis años. Fa segunda parte, titulada Nuevas interpretaciones, incluye cuatro contribuciones (que tienen por común denominador el ofrecer principalmente revisiones críticas y de síntesis sobre la cultura Moche. La tercera parte. Ideología y poder, contiene tres artículos que tratan sobre la parte ideológica del mundo Moche. La cuarta incluye una ponencia sobre la importante tarea de conservación del patrimonio cultural, con especial énfasis en los murales polícromos de barro. Culmina el libro con una recopilación completa de la Bibliografía existente sobre la cultura Moche en sus diversos aspectos. Los trabajos que este libro contiene significan -sin duda alguna- un estado de la cuestión de nuestros conocimientos sobre la cultura Moche, y proporciona nuevos lineamentos que orientarán las investigaciones futuras. Por tanto, será un libro de interés tanto para los científicos como para el público en general. El libro consta de 550 páginas, con 228 ilustraciones en blanco y negro, 4 encartes, lo láminas con 40 lotos a color y 18 cuadros.

  • En el presente trabajo, Pärssinen analiza y recopila los conocimientos concernientes a la expansión inca, y a los principios y estructuras politicas de aquel estado multiétnico al que los propios Incas lamaron Tawantinsuyu. Gracias al uso *de métodos interdisciplinarios y muchas « nuevas » e inéditats fuentes archivísticas, entre las que figuran transcripciones y traducciones al español de los así llamados textos de khipu escritos por los antiguos pobladores andinos mediante nudos y cuerdas coloreadas, Pärssinen logra elaborar el más actualizado estudio sobre la organización política del estado inca.

  • Este libro se propone hacer una reseña y establecer un estado d e l conocimiento acerca de las principales manifestaciones de arte rupestre del territorio peruano. Presenta, en primer término, una clasificación estilística y cronológica de las figuras pinladas en las paredes de cuevas y abrigos rocosos dispersos en varios departamentos del país . El análisis detallado de un cierto número de representaciones yes cenas permite a delantar hipótesis sobre su función 5 significado, así como las relaciones con (tiras manifestaciones artísticas peruanas y sudamericanas. Se estudian luego los petroglifos plasmados sobre rocas al aire libre, en un gran número d e localidades diseminadas sobre un vasto territorio. Un análisis detenido de la ubicación geográfica, de los fechamientos y de las culturas asociadas permite establecerla presencia de una tradición bien fundada. Según toda probabilidad, ésta tiene su desarrollo en el Horizonte Temprano de la cosía norte y se difunde durante los siglos posteriores hacia las regiones centrales 5 sureñas del país. El estudio termina con una presentación detallada de las figuras grabadas, clasificadas por época y tema. Al final de la obra se esboza una síntesis de los dalos.

  • Los trabajos reunidos aquí pretenden destacar la complejidad de la relación entre las culturas indígenas locales y los múltiples aspectos de la fe cristiana, y ofrecer nuevos paradigmas para los estudios en religión, historia y antropología. La multiplicidad de las formas de interacción entre quienes propagaron la religión católica y aquellos que la recibieron nos obliga a repensar la visión monolítica de la catequización o conversión de la América española como una enculturación masiva impuesta. También tendremos que descartar la idea simplista de una religión andina nacida de la combinación inadvertida de elementos europeos y andinos. Como lo dejan muy en claro las contribuciones de este libro, la realidad es al mismo tiempo más complicada y por ende más interesante.
    />

  • Thierry Saignes falleció el 24 de agosto de 1992, a la edad de 46 años. Acababa de publicar dos libros: Ava y Karai. Ensayos sobre la historia chiriguano (La Paz, HISBOL, 1990) y, en colaboración con Isabelle Combès, Alter Ego. Naissance de l'identité chiriguano (París, EHESS/Cahiers de l'Homme, 1991). Luego de décadas de trabajos dedicados al piedemonte andino y a los Andes, el historiador francés volvía así a su primer tema de investigación: los chiriguano y, muy particularmente, la frontera chiriguano. La elección de esta etnia fue en un sentido casi casual, resultado de los consejos de don Gunnar Mendoza, director del Archivo Nacional de Bolivia en Sucre (Mendoza, 1980; Saignes, 1990: 16; 1992: 12). De hecho, los Expedientes Coloniales, el fondo de manuscritos Rück o la correspondencia de la Audiencia de Charcas, entre otros, son fondos que conservan una enorme suma de informaciones sobre los chiriguano coloniales; bajo el impulso de Gunnar Mendoza, se creó incluso un fichero especial "chiriguano" para facilitar la búsqueda de los documentos a los investigadores. De ahí la sugerencia del director del Archivo, pues nadie o casi nadie, hasta los años setenta, había realizado un trabajo sistemático de investigación en esos fondos documentales.

  • La residencia construida para el último Inca y su familia red con técnicas y manos Chachapoyas, en un lugar tan remoto como el que ocupa Machu Picchu, es ahora conocida como Complejo Arqueológico Choquequirao. Huayna Cápac nunca la ocupó, pero sí sus descendientes, quienes resistieron el poder y la religión de un rey desconocido; así, durante 36 años fue extraña a los asedios de los conquistadores y escenario de convivencia de la élite inca con las etnias antis, amazónicas. Choquequirao se muestra hoy al mundo desde las alturas del distrito de Santa Teresa, La Convención, Cusco, como pétreo símbolo de la resistencia andina y nuevo icono de la identidad peruana.

  • Este libro se propone el estudio del desarrollo socio-cultural de las poblaciones asentadas en la provincia de Loja durante la época precolombina Se basa, en primer lugar, en la presentación detallada de los vestigios arqueológicos conocidos en la región, cuya investigación fue llevada a cabo, entre 1979 y 1982, por la Misión Arqueológica Loja, bajo un convenio científico ecuatoriano-francés (BCE-IFEA-CNRS). A estos datos básicos se agrega el análisis de los trabajos arqueológicos realizados durante el siglo XX, y particularmente en los treinta últimos años, en el Sur del Ecuador y Norte del Perú, Estas comparaciones permiten integrar la problemática del desarrollo prehispánico local en un marco regional más amplio. Se estudian, también, las informaciones provenientes de las crónicas dejadas por los primeros conquistadores que cruzaron el territorio lojano, en la mitad del siglo XVI, así como las interpretaciones de los antropólogos modernos acerca de las poblaciones asentadas en la cuenca superior del rió Catamayo en los últimos siglos que preceden la conquista. Las grandes etapas de las evoluciones sociales se presentan en ocho capítulos, en los cuales se trata de aclarar los conocimientos acerca de la organización territorial, los modos de vivir y las creencias de los habitantes de la región, desde más de 4000 años.

  • "... el libro de Anne Marie Hocquenghem es un libro singular y acaso único por la heterodoxia de su escritura, en la cual el discurso científico alterna y se complementa con otros discursos -como el diario, los testimonios y las reflexiones de carácter existencial sobre la condición humana de individuos y colectividades- sin que por ello pierda su unidad orgánica. Por último, me atreveré a afirmar que en el campo de la historiografía y las ciencias sociales Para vencer la muerte constituye un modelo de investigación al proponer una visión total, de larga y muy larga duración, sobre la historia de una región determinada. Con este libro que sintetiza diez años continuos de investigación naturalista, arqueológica, histórica y social de la región de Piura. y Tumbes, Anne Marie Hocquenghem, de nacionalidad francesa, ha ganado con creces el derecho a ser considerada una auténtica peruanista y americanista, como lo son o fueron algunos estudiosos europeos, cuyos nombres más altos pertenecen a sabios como Humboldt y Raimondi. Pero es pertinente señalar, asimismo, que Para vencer la muerte se inscribe y es fruto de la gran tradición de la historiografía y antropología de la escuela francesa, escuela que ha hecho posible textos tan extraordinarios como El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II de Fernand Braudel y Tristes trópicos de Claude Lévi-Strauss, libros que acaso han inspirado a Anne Marie Hocquenghem para lograr tan magnífìca obra". "Anne Marie Hocquenghem nos brinda un libro que puede ser leído desde muchas perspectivas distintas, y en el que marca con tinta indeleble sus huellas. Libro de imágenes y conceptos, de la ciencia y la literatura. Libro de historia natural, social y personal. Libro de una región y del mundo en trance de globalización. Libro de método y de narraciones. Libro de todos los conocimientos, los de la magia, los del sentido común y los de las ciencias. Libro que se lee con los ojos insomnes, y moviliza los sueños. Libro de la duda gálica cartesiana, y de audaces reflexiones sobre la condición humana. La autora, lejos dé los museos y casas cerradas, en las que elaboró su obra anterior sobre la Iconografía Mochica, pero con su amplio bagaje de preguntas y sueños, nos presenta ahora, con una riqueza de saberes que deslumbra, un amplio recorrido por los paisajes soberbios que disfruta la región de Piura y Tumbes, paisajes externos e internos que forman parte de la memoria encalavernada de la naturaleza y de la sociedad regional. Construye una guía para orientarse, una brújula para caminantes y náufragos, con la que convoca a compartir la Rayuela de su aventura personal y social en la formación histórica de una Región que califica de Abundancia y a la que enfrenta a sus traumas y desafíos. El libro, es una singular reflexión sobre la condición humana, ante los desafíos para su destino. Está escrito como una forma de vencer la muerte, dando paso impetuoso a la vida".

  • El abrigo de Telarmachay está ubicado en los Andes centrales del Perú (departamento de Junín) a una altura de 4420 m s.n.m., en la puna. Los trabajos de excavación, de 1975 a 1980, estuvieron a cargo de un grupo de prehistoriadores franceses y estudiantes peruanos, bajo la dirección de Danièle Lavallée. Las excavaciones, realizadas con el método del decapado por niveles naturales (19 pasadas en total), sobre una superficie de 35 m2, evidenciaron 7 niveles de ocupación sucesivas, cada una de ellas caracterizada por un modo específico de acondicionamiento y utilización del abrigo. La ocupación empieza alrededor de 9000 BP y prosigue casi sin interrupción hasta 2000 BP aproximadamente. A partir de 34 fechados 14C se estableció la cronología siguiente: Fase VII, ca. 9000-7200 BP; Fase VI, ca. 7200-6800 BP; Fase V inf., 6800-5700 BP; Fase V sup., ca. 5700-5000 BP; Fase IV, ca. 5000/4500-3800 BP; Fase III, ca. 3800-2800 BP; Fase II, ca. 2800-2000 BP; (Fase 1, nivel superficial). Una excepcional riqueza en vestigios faunísticos permitió demostrar, por primera vez en los Andes, la existencia de un proceso de domesticación in situ de los camélidos andinos desde 6000-5500 BP aproximadamente: entre 9000 y 7200 BP se practica una caza generalizada de los ongulados (camélidos y cérvidos) que evoluciona , entre 7200 y 6000 BP, hacia una caza especializada de las vicuñas y de los guanacos; entre 6000 y 5500 BP aparecen los primeros animales domesticados, de tipo alpaca y, por fin, después de 5500 BP, el pastoreo de animales completamente domesticados (alpacas y, en proporción menor, llamas). Los análisis arqueozoológicos permitieron también determinar que la ocupación del abrigo fue estacional y tenía lugar entre diciembre y abril. Las otras categorías de vestigios (herramientas y desechos líticos, instrumentos de huesos) fueron analizados morfológica y morfométricamente, lo que permitió percibir su evolución cronológica. Por otra parte, se realizaron varios estudios funcionales (análisis de las microhuellas de uso, experimentaciones, analogías etnográficas). El cotejo de todas las informaciones obtenidas llevó a una percepción etnológica de la historia de la ocupación humana en Telarmachay. Las técnicas empleadas y las diversas tareas efectuadas (caza, recolección, pastoreo; trabajo de la piedra y del hueso; tratamiento de las pieles; usos domésticos y técnicas del fuego) fueron reconstituidas. Finalmente, el análisis espacial llevó a una reconstrucción del espacio habitado y a la definición de áreas de actividades especializadas, para cada fase de ocupación. Al mismo tiempo, se reveló una permanencia relativa de las modalidades generales de acondicionamiento del abrigo a lo largo del periodo precerámico.

empty